post1Quizá te sorprenda lo que voy a decirte: ¡Tú ya eres próspero! Y lo eres por derecho de nacimiento. Sí, y quiero ser muy claro. Has nacido en un Universo próspero, donde hay de todo y en cantidad abundante y para todos.

Sin embargo, la causa por la cual el 97% de las personas cree que la prosperidad es cosa de otros, tiene su origen desde el momento de su gestación, por un proceso de aprendizaje.

Sí, aunque te resulte difícil de creer y duro de aceptar, si ahora tu vida está con limitaciones, así sean de salud, de relación, de dinero o del tipo que sean, todo ha sido el resultado de un proceso de aprendizaje. Existe una relación causa-efecto entre el resultado que ves y sientes y todo un proceso de aprendizaje durante tus primeros meses y años de vida.

Antes de seguir, permíteme darte la buena noticia: “eso se puede cambiar”. Ahora bien, la única persona capaz de cambiar tu vida, eres tú mism@. Puedes aprender nuevas lecciones y modificar el contenido de tus “programas mentales”.

Sé que esto que te digo puede resultar desconcertante para ti. Son conceptos nuevos, difíciles de explicar en unas pocas líneas. Sin embargo, si permaneces conmigo el tiempo suficiente, comprobarás que esto es una Gran Verdad.

Después de muchos años de búsqueda y de pasar por diferentes teorías, escuelas y prácticas, te confieso honestamente que, a día de hoy, no he encontrado otra tecnología con más efectividad para lograr cambios rápidos y perdurables, que la Programación Neuro Lingüística. Hasta el nombrecito es raro, jejej

Algunas personas me dice: ¡es que usted se casó con la PNL!

Y yo les digo: ¡en absoluto! Yo sigo en búsqueda, mentalmente abierto y receptivo. Y si en algún momento descubro algo superior a la Programación Neuro Lingüística, no tengo problema en cambiarme, pero insisto que, a día de hoy no encontré una escuela, teoría ni práctica alguna, con la que obtener en mi vida el resultado que deseo.

Volviendo al inicio te digo que, aprendiste a estar pobre, aprendiste a estar enfermo, aprendiste a… cualquier cosa que en este momento te cause bienestar o pesar. Ahí tienes una simple prueba. Si en algún área de tu vida estás bien y sientes satisfacción, piensa por un momento ¿a qué se debe, qué viste, sentiste y escuchaste durante tu infancia, en relación con esa área de tu vida? Tus padres ¿gozaban de buena salud o por el contrario iban con frecuencia al médico? Y en el amor ¿viste muestras de cariño entre tus padres o por el contrario, riñas y reproches?

Eso fue lo que aprendiste y eso es lo que estás viviendo. Tus padres ¿ganaban el dinero con creatividad y facilidad? O por el contrario escuchaste frases como: el dinero no crece en los árboles, ganarás el pan con el sudor de tu frente, etc. etc.

Te quiero confesar también, que la PNL ¡crea adicción! Y no me refiero adicción en el sentido físico de dependencia, como las drogas. Me refiero a que engancha, desde el momento que empieces a descubrir la realidad que permanece oculta detrás de las creencias culturales, tus ansias de saber aumentarán día a día. Cuando compruebes por ti misma, por ti mismo, los beneficios de la práctica, sentirás la necesidad de hablar acerca de esto con tus seres queridos, para ayudarles a disfrutar de una vida mejor. Porque un mundo y una vida mejor, no sólo son deseables, sino también posibles.